Pagina Principal / Emprendedores / Vea aquí porque es importante ser bilingüe

Vea aquí porque es importante ser bilingüe

Hola, hello, ça va, alo, hallo, ciao… Una misma palabra y sólo cinco formas de las miles que hay en el mundo para decirla.

 

Las encendidas calles marabinas sirven de escenario para que, a diario, centenares de personas la pronuncien probablemente sólo por rutina, referencia o moda; pero quizás muchas de ellas aún desconozcan su significado o el resto de los matices, sonidos y palabras que envuelven la lengua de la cual tan breve saludo proviene.

 

Leer, hablar o entender otros idiomas ha dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad. ¿Costosa? Posiblemente, pero beneficiosa, sin lugar a dudas.

 

La transculturización que caracteriza a la sociedad actual y los procesos de la cual forma parte, hace indispensable la búsqueda de elementos que le permitan al hombre, no sólo interrelacionarse con los de su misma especie en cualquier parte del planeta, sino sobrevivir en armonía en medio del cúmulo de ideologías y costumbres compartidas de los pueblos que habitan en el orbe.

 

¿La mejor manera para lograrlo? La palabra. La vasta cantidad de estudiantes que día a día acude a los centros culturales y de enseñanza de idiomas a conocer sobre otras culturas, su idiosincrasia y dialecto, así lo confirman.

 

Para Irene Thomas, profesora de francés de La Universidad del Zulia, el hablar un idioma distinto a la lengua materna “siempre ha tenido importancia, sólo que con el proceso de globalización que experimentamos actualmente todo ha evolucionado más rápido”.

 

Al igual que Thomas, Alejandra Alana, abogado y profesora de inglés, asevera que “el poder comunicarse en otras lenguas proporciona beneficios desde todo punto de vista: Hablando francés, inglés, chino o mandarín incluso, puedes interactuar con otras personas, conocer sobre sus culturas y obtener mejores beneficios económicos y profesionales”.

 

Sin embargo, hay quienes creen que actualmente el aprendizaje de otras lenguas se centra básicamente en buscar un buen posicionamiento en el mercado laboral.

 

“El hecho de que la mayoría de los alumnos que asisten a centros de enseñanza de idiomas estudie en la universidad, implica que en algún momento se incorporarán al campo de trabajo y querrán ser productivos. El encontrar un buen empleo, surgir en una empresa y lograr mejores oportunidades a futuro dentro de ella, es en mi opinión la razón número uno por la cual las personas recurren al aprendizaje de otros idiomas, en especial del inglés”, refiere Alana.

 

La capacidad y habilidad para comunicarse con palabras completamente ajenas a uno y diferentes fonética y gramaticalmente (mas no en significado) entre continente y continente, definitivamente enriquecen al ser humano, no sólo en el plano personal, sino que además le otorga muchas ventajas a su desarrollo social y consecución de beneficios laborales.

 

David Castro profesor de inglés, sostiene que el dominar varios idiomas “abre muchas puertas, otorga al hombre la oportunidad de conocer otras culturas, sin el provecho de tenerlas, y de conseguir un buen empleo no sólo en Venezuela sino también fuera del país”.

 

Otro de los privilegios que concede el hablar otra lengua, es que “cuando logras dominar por lo menos dos, puedes aprender cualquiera, debido a que generalmente vienen de las mismas raíces, como sucede con el francés, el italiano, el español y el portugués”.

 

No obstante, los aquí consultados aseguran que, pese a todos estos beneficios “hay gente que menosprecia la importancia de hablar otros dialectos por vivir en un país hispano parlante, como Venezuela, por ejemplo, o porque la mayoría de los trabajos que se pueden conseguir en ellos son en español. Pero no debemos olvidar que quien mejor empleo consigue actualmente en el país es quien más idiomas habla y quien mejores y mayores conocimientos tiene en un área determinada”.

 

 

 

 

 

Fuente: panorama.com.ve

Loading...

Sobre LDRD

Check Also

Autos fabricados para durar toda la vida

TweetYa no se fabrican coches como los de antes, ¿Cuántas veces habremos escuchado esa frase? …