Pagina Principal / Contigo en la Salud / Las mujeres embarazadas más proclives a estas infecciones

Las mujeres embarazadas más proclives a estas infecciones

De uno a cuatro episodios de infecciones urinarias puede sufrir una mujer en su vida. Y cuando se está embarazada se está más proclive. La producción de progesterona tiende a disminuir. Los músculos de los uréteres -que conectan vejiga y los riñones- se relajan, dilatándolos y hace que el flujo de la orina sea más lento. Se tarda en atravesar las vías urinarias y eleva el riesgo de que las bacterias se reproduzcan, como también hay el riesgo de que se presente reflujo miccional (que la orina vuelva a los riñones).

Resultado de imagen para Mujeres embarazadas más proclives a infecciones urinarias

Infecciones que van desde no complicadas hasta las complicadas: de una cistitis a una pielonefritis, cuando se ven afectados los riñones, y se puede poner en peligro la vida del feto, porque las toxinas bacterianas atraviesan la placenta, precisó el doctor Ronald Guia, cirujano urólogo y urologo pediatra, en el programa Por Tu Salud que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes, de 11:30 am a 12:30pm.

Durante el programa, Guia informó que las infecciones urinarias se han incrementado, además en las embarazadas -que en su mayoría suelen ser madres adolescentes-, por falta de educación. Las jovencitas tienden en los colegios a “aguantar” las ganas de orinar, lo cual va aminorando la resistencia de su parte uroginecológica; luego viene el proceso de la menarquia (su primera menstruación) y el inicio de sus relaciones sexuales, que si se hacen sin protección, ello se va sumando. Cuando llegan al embarazo, ya por lo general presentan la infección.

Será a través de un urocultivo que se determinará el agente bacterial que pudiera estar presente. Y de acuerdo a ello se indica el antibiótico respectivo, el cual debe ser lo menos tóxico posible, tanto para el bebé como para la mujer, describió el doctor Guia.

Imagen relacionada

Y aunque las infecciones urinarias suelen ser asintomáticas, precisó el doctor Guia, que algunos signos como dolores lumbares, ganas de orinar muy frecuente, fiebre, coloración turbio a amarillento y micciones lentas, pudieran ser un alerta. Reveló que algunas condiciones predisponen a las embarazadas a sufrir de infecciones, si fuma, si tiene diabetes o algunas afecciones como litiasis o cálculos renales, que por lo general se les detecta en esta etapa.

Pero, las infecciones urinarias se pueden prevenir con un buen control prenatal, con regímenes dietéticos, evitando el estreñimiento y la ingesta adecuada de líquidos.

 

 

 

 

Fuente: el-carabobeno.com

Loading...

Sobre LDRD

Check Also

Conoce la vitamina que puede detener la progresión de la leucemia

TweetDesde la década de 1970, los investigadores se han interesado por el potencial terapéutico de …