Pagina Principal / Contigo Infantil / Bebés / Increíble historia que nos hace pensar: ¿hasta dónde llega el poder del vínculo materno?

Increíble historia que nos hace pensar: ¿hasta dónde llega el poder del vínculo materno?

Nuestro día a día está lleno de noticias trágicas, tristes, amargas… A través de los medios de comunicación llegan informaciones que nos encogen el estómago y el corazón. Pero, de vez en cuando, también aparecen esas noticias que nos hacen sonreír, emocionarnos, sentir felicidad por los demás.

Esta es una de ellas. Es la demostración de que, el vínculo entre la madre y el bebé tiene un poder inimaginable, este es el caso del bebé milagro que logró que su mamá saliera del coma.

Amelia Bannan trabajaba como policía en la Comisaría de la Mujer de San Pedro (Misiones, Argentina), estaba embarazada de 5 meses y viajaba en un coche con varios compañeros desde su comisaría hasta Posadas. Otro conductor chocó contra ellos y el coche se estrelló. De los cinco ocupantes, sólo ella resultó herida.

Amelia sufrió un traumatismo cerebral que le produjo un coágulo y quedó en coma. Dos meses después del accidente, a las 34 semanas de embarazo, el bebé nació por cesárea en el Hospital Escuela de Agudos de Posadas. Amelia seguía en coma pero su familia tomó una decisión que ha sido fundamental en su recuperación: decidieron que el bebé pasara el máximo tiempo posible con su mamá.

 

César, hermano de Amelia, ha ido relatando desde su página de Facebook lo que ha ocurrido desde el nacimiento del bebé. Según relata, Amelia no estaba en un coma profundo y tenía algunas reacciones cuando se acercaba su familia, abría los ojos, les apretaba la mano e intentaba comunicarse, pero no podía hablar.

Por ello decidieron acercarle a su bebé de forma habitual, ponerle piel con piel, dejar que le escuchara llorar, que lo sintiera cerca. Este estímulo tuvo su recompensa, el bebé logró el milagro de que su mamá saliera del coma. Cuatro meses después del accidente, Amelia comenzó a moverse más, intentaba sostener a su bebé, besarle, acariciarle, taparle, e incluso hacía por responder a las preguntas.

Amelia continúa en su proceso de recuperación, trabaja duro para seguir recuperando sus funciones y está vigilada para evitar retrocesos. Tiene un duro y largo camino por delante pero tiene una gran motivación: su pequeño bebé. Su familia sigue estimulando el vínculo entre ambos, llevan a su bebé todos los días para que pueda tenerlo sobre su pecho. César, su hermano, sigue compartiendo en redes sociales los avances de Amelia. Quiere transmitir a otras personas en una situación similar que el milagro es posible en un caso de coma y nunca hay que rendirse.

El poder del vínculo entre la mamá y su bebé

El acto de tomar al bebé entre los brazos, mirarle, mecerle, cantarle, besarle, alimentarle o acariciarle son todas experiencias de vinculación. Estimulan y generan el apego entre la mamá y su bebé.

Parece muy obvio decirlo pero hay que generar muchas de estas experiencias desde el mismo nacimiento, se trata de fomentar un contacto positivo. ¿Por qué? Todos estos gestos tienen un impacto directo en el cerebro del bebé, producen respuestas que inciden directamente sobre el desarrollo físico, social y, sobre todo, emocional del niño. Afectarán a su conducta de forma muy positiva para siempre.

 

 

 

Fuente: guiainfantil.com

Loading...

Sobre LDRD

Check Also

Estos son los mejores diseños para bebés

TweetA Irdía Martínez le sobra inspiración. La diseñadora zuliana que comenzó en 2009 con joyería …